Tel: (511) 637-8902 / (511) 637-8903
Pleitos divinos

S/. 74.00

Pleitos divinos

S/. 74.00

Una reconciliación del ateo con su propia fe

Colección: Palestra Extramuros

Formato: 15×21
Páginas: 358
ISBN: 9786124218064
Año: 2014

Cansado de tanta iniquidad, el Senador estadounidense Ernie Chambers llevó a Dios a los tribunales de justicia hace algunos años. Enjuiciar a nuestro Creador es el pretexto, pero también el hilo conductor de este ensayo de filosofía de la religión que recorre, desenfadado a trechos, los argumentos sobre la existencia de Dios así como la aceptabilidad moral y política de las creencias religiosas. Sin embargo, tras los argumentos de su autor late una transformación personal que le ha llevado a alejarse del ateísmo más combativo y frustrante para proponer, a cambio, un ateísmo comprensivo y conciliador. Puesto que todos necesitamos dotar de sentido a nuestra existencia y guiar nuestro quehacer moralmente, existe un sentido relevante en que no podemos renunciar a lo sacro. Desde esta perspectiva, el ateo no sólo no puede estar contra la religión, sino que requiere de una, la suya propia y atea, para defender su posición. Desde este punto de vista, el aire atrabiliario que envuelve a muchos ateos quizá haya menoscabado su propia causa. Si lo que buscamos es una convivencia pacífica y armónica, entonces conviene subrayar aquello que compartimos. Más allá del más allá, nuestras diferencias no son tan profundas en estos asuntos, como se desprende de una conclusión final: todos somos agnósticos, porque nadie sabe a ciencia cierta si Dios existe; todos somos ateos, porque incluso el creyente lo es con la única reserva de su propio Dios y todos somos, en fin, personas religiosas, porque pensamos que hay cosas que no podemos hacer. Seguramente, nuestro verdadero enemigo no acecha desde el más allá, sino agazapado en nuestros corazones: se trata de la indiferencia y la atonía moral.

I. DIOS EN LA PLAZA DE CASTILLA
A modo de introducción

PARTE PRIMERA
JUICIO A DIOS (IN ABSENTIA)

II. DILIGENCIAS PREVIAS
1 ¿Y si el demandado falleció? El extraño sepelio de Dios
2 Dios en la UCI. La excelente salud de un paciente moribundo
3 Una orden de búsqueda transmundana entre testigos mudos
4 Dios en la rueda de reconocimiento
5 El testamento ológrafo de Dios

III. C.S.I. METAFÍSICA
1 El informe ontológico de Anselmo de Aosta y Asociados
2 El informe pericial de Tomás de Aquino
3 El diseño según Paley Consulting
4 El detective Kellog y las malas compañías del darwinismo

PARTE SEGUNDA
JUICIO A LA CREENCIA EN DIOS

IV. NUEVAS CARAS EN EL BANQUILLO DE LOS ACUSADOS

V. EL CASINO DE PASCAL Y EL DICTAMEN DE LUDÓPATAS ANÓNIMOS
1 Tres trucajes fraudulentos en las tragaperras pascalianas
2 Tres razones para dejar el juego
3 Kungas analíticos y Tungas hermenéuticos en un casino troglodita

VI. UNA RECONSTRUCCIÓN DE LOS HECHOS
EN SODOMA Y GOMORRA
1 El viaje de González Lobo y el argumento contra dissolutos
2 Variaciones sobre un tema de Dostoievski
3 El argumento contra dissolutos y la lógica del burqini

PARTE TERCERA
JUICIO A LA RELIGIÓN.
POR UN ACUERDO AMISTOSO Y UNA RECONCILIACIÓN
DEL ATEO CON SU PROPIA FE

VII. PRIMER ACTO DE CONCILIACIÓN EN B…CITY Y PEDOFILANDIA
1 Dos errores cruzados: la moda del perdón y los juicios consecuencialistas
2 El caso Vallejo
3 Contrapunto de un producto de la Encíclica Humanae vitae
4 Crítica a la Iglesia por su falta de conciencia demográfica
5 Transacción en B…city y Pedofilandia

VIII. SEGUNDO ACTO DE CONCILIACIÓN CON LA RELIGIÓN:
LA DIMENSIÓN INTERPRETATIVA DE LA RELIGIÓN
(LA ATEA INCLUSIVE)
1 ¿Es la religión un engaño? El caso Reyes Magos
2 El caso Santa Claus
3 Un estudio comparativo de los casos
Chambers, Santa y Reyes Magos
4 ¿Es lo mismo engañar que fabular?
5 ¿Es la Biblia buena ciencia ficción?
6 ¿Era necesario tanto jaleo?

IX. TERCER ACTO DE CONCILIACIÓN. LA PRETENSIÓN DE CORRECCIÓN DE LA NORMATIVIDAD RELIGIOSA
1 ¿De qué venimos hablando?
2 ¿Qué es una religión?
3 ¿Qué nos dice la religión? Una analogía con el Derecho

X. UNA REFLEXIÓN FINAL

BIBLIOGRAFÍA

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Pleitos divinos”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *