Tel: (511) 637-8902 / (511) 637-8903

SNEAK PEEK | Prólogo de “La interpretación de la ley” por Riccardo Guastini

Esta oportunidad tenemos para ustedes el prólogo redactado por Riccardo Guastini, catedrático de Filosofía del Derecho de la Universidad de Génova, para la edición en español de “La Interpretación de la Ley”, de Palestra Editores, libro que obtuvo el primer puesto durante cuatro semanas consecutivas como el libro de derecho más vendido en la reconocida Librería Communitas.


En esta redacción preliminar, Guastini desarrolla sucintamente la posición de Tarello, que tiene como cimiento la crítica al formalismo en la interpretación jurídica, doctrina que, al entender a la interpretación como conocimiento de normas preconstituidas, otorga a estas una unívoca e indistinta noción, sin diferenciar el discurso legislativo del significado contenido.

Tarello, al contrario, efectúa  esta distinción, entendiendo que un mismo enunciado legislativo podría ser interpretado de diversas maneras, dado que el contenido de dichos documentos son entendidos y usados en modos diversos y hasta conflictivos por diversos operadores jurídicos en diversos momentos y circunstancias.  

Como señala Guastini, Tarello rechazó la divergencia de una interpretación verdadera y una interpretación falsa, en el que la primera se concibe, clásicamente, como un proceso intelectual por el cual se llega a “comprender” el significado de la norma valiéndose del uso correcto de reglas o cánones, y la segunda implica errores que devienen en la desaplicación normativa: frente a ello, Tarello señala que —de una aprehensión del término “interpretación” como actividad y producto, en el que en la primera atribuye el significado a un enunciado y el segundo es ese significado atribuido— en el plano jurídico las normas serían el significado atribuido a las disposiciones, y al no preceder como datos, las mismas no podrán tener significado.

Estas normas están ciertamente pre-construídas a la actividad enunciativa, dado que son variables de las preferencias prácticas, valoraciones y decisiones del intérprete. Y al ser consecuencias no de conocimiento sino de actos de voluntad, no pueden ser verdaderas ni falsas.

Así Guastini esboza, como este, los principales planteamientos de Giovanni Tarello, componiendo la introducción ideal para abrir paso al lector y que este pueda adentrarse en el entender del maestro genovés, desplegado en esta inmensurable obra. 

Share this post



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×